Las Dos Tetas - La Rápita - Nevera 4 caminos - El Jinquer

Fecha Longitud Tiempo mov. Vel. mov. Tiempo total Vel. total Alt. max. Ascenso total
31/05/08 16.2 kms. 3 h. 54' 4.2 km/h. 6 h. 5' 2.7 km/h. 1106 m. 782 m.

Senderistas: Juan_Carlos, Miguel, Emilio, Carmen_K, Jose, Mari, Carmen_D, Toni, Mary, Susana, Luis, Paco_Javi, Pablo, Juan_Abad, Juan_Catalán, Juanjo, Marta, Nuria, Carlos_López, Arquimedes, José_Manuel.

Las fotos de la ruta

Las Dos Tetas - La Rápita - Nevera 4 caminos - El Jinquer.

Ruta circular que se corresponde con el itinerario 7 del libro "Montañas Valencianas VII: Sierra Espadán" de Rafael Cebrián y que empieza desde el collado de la Nevera con una fuerte subida a las cimas de las Dos Tetas (se pasa por la primera pero para la segunda hay que coger la senda de la derecha en el collado que hay entre ambas, en su cima veremos los restos de un centro de mando del ejército durante la guerra civil, luego volvemos al collado) para posteriormente alcanzar la cumbre más alta de la Sierra de Espadán, La Rápita con sus 1106 m. En esta parte encontraremos marcas amarillas que se corresponden con el PRV-63.6.

Bajamos de la Rápita en dirección a Algimia de Almonacid para desviarnos por la derecha en el collado de Villamalur (de las dos sendas que encontramos nada más desviarnos tomaremos el sendero de la derecha) y apareceremos en el collado de Cuatro Caminos. En este punto seguiremos por el camino del frente que nos sube hasta la nevera de Cuatro Caminos, la cual merece nuestra visita aunque solo sea por ver como se mantiene en pie uno de sus arcos (en realidad cuando la pista termina hay que coger una senda por la derecha que en pocos metros nos lleva hasta la nevera, la cual está acondicionada con barandillas de madera).

Volvemos sobre nuestros pasos y tomamos la pista de la izquierda (hacia el este) hasta un desvío a la derecha que invierte nuestro sentido de la marcha y nos baja hasta el río para adentrarnos en un pequeño bosque de castaños. Más adelante un nuevo desvío a la izquierda nos lleva al Jinquer. Tras ver el castillo al otro lado del barranco, en una curva a la izquierda veremos una pista que sale por la izquierda y que esta cortada con una cadena. Si seguimos esta pista nos llevará bordeando unos campos de cerezos hasta unos bancales de almendros y en el último bancal se encuentra un gran peñasco y sobre él el castillo.

Nuevo retroceso hasta la pista del Jinquer que continuamos hasta llegar justo enfrente del poblado abandonado, una muy corta pero pronunciada senda nos baja a la pista de acceso al poblado del que destaca la iglesia que mantiene sus muros en pie y la gran cantidad de vegetación que lo ha invadido. Volvemos sobre nuestros pasos hasta encontrar un desvío "cementado" que sale por nuestra izquierda, que nos evita volver hasta el desvío del Jinquer, y que enlaza con la pista que nos lleva hasta el collado de la nevera donde habremos aparcado los coches no sin antes hacer un tramo de senda que enlaza el final de una pista con el inicio de otra que nos lleva hasta un cruce que a la ida habremos cogido por la izquierda para subir a las Dos Tetas.

En cuanto a como llegar hasta el collado de la nevera solo hay que tener en cuenta que ya no es necesario atravesar Algimia de Almonacid, antes de entrar al pueblo hay una rotonda que cogeremos por la derecha en dirección a Alcudia de Veo. Pasada la fuente de la Calzada llegaremos al collado de la nevera donde tenemos sitio para aparcar los coches.

Notas de campo.

Vaya mes de mayo que hemos tenido, último sábado del mes y 90% de probabilidad de lluvia con lo cual estaba cantado que no nos librábamos, de hecho creo que cerca de la mitad de las rutas hechas por la sierra de Espadán son pasadas por agua. Al menos iniciamos la ruta sin lluvia y no empezaron a caer las primeras gotas hasta después de visitar las ruinas militares de la 2ª Teta. Inmersos como estábamos en la bruma, el paisaje brillaba por su ausencia y me hizo temer que me quedaba sin hacer fotos a excepción de la foto de grupo que esa se hace como sea.

Tras pasar algunas trincheras llegamos hasta La Rápita donde acompañados por una fina e intermitente lluvia dimos cuenta del almuerzo, sin bota de vino, que finalizamos con una degustación de cafés (yo me tomé 3). Tras la ración de galletas de todo tipo que acompañaron al café hicimos el posado para la foto de grupo en un momento en que no llovía. De nuevo en marcha nos encaminamos hacia el collado de Villamalur y allí tomamos el sendero del collado de Cuatro Caminos donde realizamos una prospección de los cargados cerezos, buscando las pocas cerezas sanas que tenían. Tarea difícil pues con tanta lluvia solo las que empezaban a pintar estaban en condiciones.

Nos desviamos para buscar la nevera de 4 caminos y cuando la pista se terminó, la niebla no nos dejaba ver la nevera por ningún lado. Entre el GPS y una senda que remontaba por la derecha la encontramos y fue toda una sorpresa que provocó que saliese nuestra vena de fotógrafos. Tras la visita retrocedimos y nos fuimos a buscar nuestro siguiente destino: el bosque de castaños. Un pequeño y bonito bosque que atraviesa la pista forestal y que se mezcla con algún cerezo silvestre que para los más jóvenes era todo un acontecimiento.

La lluvia se había vuelto intermitente y a la vista del castillo del Jinquer decidimos visitarlo pero aunque llevaba marcado en el GPS un posible desvío paral llegar al mismo, probé suerte en un desvío anterior que se pierde no muy lejos del mismo. Mientras tanto Pablo había encontrado el desvío marcado que resultó ser el camino correcto de subida al castillo. A escasos metros del mismo la lluvia arreció y nos resguardamos unos minutos en una oquedad que hay en su base hasta que paró de llover. Aparentemente no tiene una subida fácil pero en otra ocasión, sin lluvia, lo rodearemos por completo para verificar si es inexpugnable de verdad.

Bajamos hasta enlazar con la pista del Jinquer y la seguimos hasta llegar al poblado abandonado del Jinquer (sus habitantes fueron evacuados durante la guerra civil y, aunque luego volvieron, abandonaron definitivamente sus casas a principios de los años 40). Entre las ruinas resalta la estructura de la pequeña iglesia. Lo que no localizamos fue la fuente del Jinquer que posiblemente se encuentre más adelante en la misma pista.

Tras la visita al poblado emprendimos el regreso acortando por una pista que lleva a unos campos y que tras subir un par de ribazos alcanzamos la pista que sube desde el desvío de la pista del Jinquer. Tan solo nos quedaba seguir remontando por la izquierda hasta que la pista se convierte en senda que nos enlaza con otra pista, de forma que rodeamos a Las Dos Tetas por el norte y este, hasta enlazar con la pista del inicio de la ruta que nos deja en el parking de la nevera del collado o de Algimia. Se nos habían hecho las 14:05 así que dejamos la visita a la nevera (tras ver la otra esta desmerece), que muchos ya conocíamos, para otra ocasión en que hagamos la circular del Espadán desde este mismo punto.

Nevera de Cuatro Caminos

El arco de la nevera

 
 

Documentación.

Mapa del sendero Ortofoto del sendero Las Dos Tetas La Rápita Nevera de Cuatro Caminos
Castillo y poblado
del Jinquer

Esta página ha sido visitada veces

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.