El Cullera - Barranco de Almanzor

Fecha Longitud Tiempo mov. Vel. mov. Tiempo total Vel. total Alt. max. Ascenso total
21/11/09 13.1 kms. 3 h. 24' 3.8 km/h. 5 h. 8' 2.5 km/h. 983 m. 621 m.

Senderistas: Luis_Gispert, Kiquet, Miguel, Jose, Mari, Toni, Mary, Pablo, Riquelme, Jose_Manuel(padre e hijo), Lucia, Julia, Maria_José, Vicente_metge, Emilio, Carmen_K, Carmen_D, Salvador, Fernando, Isabel, Angel, Manolo_R, Manuel_Carlos, Merche, Mariano, Jose_Miguel, Jose_Jaime, Manolo_Ruiz, Begoña, Gustavo, Miriam, Kike, Cori, Pilar, José_Manuel.

Las fotos de la ruta

El Cullera - Barranco de Almanzor.

Ruta circular que se inicia en el área recreativa de "Los Pinos" (dispone de agua), a la cual se puede llegar por una estrecha pista que tenemos a la izquierda en la carretera de Almedíjar a Aín. Una vez hemos cruzado el barranco y vemos Almedíjar a nuestra izquierda veremos en una curva a la derecha como hay una pista por la izquierda que baja hacia el barranco. También se puede llegar atravesando el pueblo.

Desde el inicio hasta el desvío hacia el Cullera apenas hay unos 8 minutos. Seguimos por pista hasta que la abandonamos por una senda que sale por la izquierda y que remonta la ladera del Cullera buscando unos cantiles que recuerdan al Garbí o a los Órganos de Benitandús.

Dejamos la senda para acercarnos hasta el precipicio que hemos visto subiendo y luego volvemos al sendero que continua su ascenso hasta alcanzar la cima del Cullera desde el norte. Retrocedemos por la senda pero continuamos cresteando en dirección norte hasta que las crestas giran hacia el oeste y nosotros bajamos hasta el camino de Ibola, una pista forestal que cogemos por la derecha y seguimos hasta desviarnos por la derecha para entrar en el barranco de Almanzor (no se llega al collado de Ibola).

El barranco de Almanzor no ofrece dudas, veremos señales amarillas de pr, y lo acaban de limpiar para la maratón del Espadán, de hecho encontraremos pequeños postes de madera con indicación del correspondiente km. Este barranco tiene una extraordinaria vegetación que acompaña a los omnipresentes alcornoques. Vadearemos varias veces el riachuelo antes de llegar al desvío de la Fuente de Almanzor donde han puesto un grifo.

Volvemos al amplio sendero que acaba por convertirse en pista y entramos a ver un castaño con muchos brazos que salen a nivel del suelo. Por último llegamos al desvío del Cullera que dejamos a la derecha y en pocos minutos volvemos a estar en el área recreativa de los Pinos.

Notas de campo.

Hace un par de semanas le pedí a Luis Gispert que nos preparase una ruta por el Espadán que nos permitiera subir a alguna de las cimas menos conocidas de la sierra, aceptó sin dudarlo y la primera de la serie, porque habrá más, fue el Cullera, pico al NE de Almedíjar y al SSO del Espadán. Luis enlazó la subida al Cullera con una bajada por el barranco de Almanzor, el cual no por ya conocido deja de interesarme y en esta ocasión me sorprendió con sus vivos colores otoñales.

Nos juntamos 36 senderistas, de los cuales 3 eran nuevas adquisiciones: Kike, Cori y Pilar. Aparecimos en la fuente de Cañar donde nos esperaban aquellos que habían acudido al 2º punto de encuentro y unos 10 minutos más tarde ya estábamos iniciando la ruta. La serpiente multicolor ya desde el principio se fue alargando y posteriormente fraccionando en la senda que sube al Cullera. Un grupo tan numeroso es muy complicado de guiar.

Poco antes de las 10 ya habíamos hecho cima tras visitar unos impresionantes cortados donde nos dedicamos a fotografiar un paisaje al que la bruma le restaba vistosidad. En el pico no cabíamos todos y Luis comentó que podíamos almorzar al lado de las ruinas de una pequeña construcción, así que nos desplazamos por la cresta esperando que hubiese sitio para todos, sobre todo porque atrás dejamos un magnífico lugar con vistas nada más bajar de la cima.

Tras el almuerzo, bajamos hasta el collado de la Señora o del Espadán, pico este que queda justo al norte. Según el mapa topográfico siguiendo por la izquierda hay un desvío de otra pista que sube hacia el Espadán pero según Luis no llega hasta la cresta. La inevitable bajada por pista es un borrón en la ruta que se compensa ampliamente en cuanto nos sumergimos en el barranco de Almanzor.

Mientras esperábamos a los rezagados la mayoría visitamos la fuente de Almanzor que en anteriores ocasiones si habíamos visto pero sin posibilidad de beber agua de la misma. La última visita fue para un magnífico castaño que nos recibió con un gran despliegue de hojas verdes, amarillas y marrones dando punto final a un festín de colores que no esperaba encontrar.

Para escribir comentarios entra AQUÍ. He creado en el Cuaderno de Bitácora un tema para facilitar la escritura de vuestras impresiones sobre la ruta.

Documentación.


Mapa topográfico de la ruta
Esta página ha sido visitada 2141 veces

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.