De Chóvar a la nevera de Castro

Fecha Longitud Tiempo mov. Vel. mov. Tiempo total Vel. total Alt. max. Ascenso total.
19/02/05 10.5 km. 2 h. 40' 3.9 km/h. 4 h. 20' 2.4 km/h. 855 m. 565 m.

Senderistas: Paco, Kiquet, Juan_Carlos, Vicente, Manolo, Miguel, Carmen, Paco_Javi, Vicente_metge, Maria_José, Mari_Angeles, Aurelio, Susana, Jose_Manuel.

Espolón de rodeno Rodeno en un estrechamiento Más rodeno Un buen sitio para hacerse fotos La senda atraviesa un bosque de alcornoques
Vicente y José Manuel Entrada a la mina El Socavón Interior del túnel de la mina Una vagoneta abandonada Vicente_metge y Susana
Carmen y Paco_Javi Mari_Angeles y Paco Maria_Jose y Aurelio Almuerzo en el vértice de la Nevera Vista del Espadán
Paco con el Penyagolosa al fondo El camino de las antenas Todos en el vértice geodésico Visitando la nevera de Castro Susana en una entrada de la nevera
Observando el paisaje La nevera de Castro Kiquet en la mina ¿Se ve algo? Asentamiento minero abandonado
Vista de Chóvar Un alcornoque El camino de vuelta Embalse de Ajuez

De Chóvar a la nevera de Castro.

El recorrido se realiza siguiendo el itinerario núm. 14 del libro "Montañas Valencianas VII: Sierra Espadán" de Rafael Cebrián. Todo el recorrido esta marcado con "mojones" metálicos al tratarse de un itinerario por el parque natural de la Sierra Espadán. Encontramos marcas blanco/amarillas y, en algunos momentos, también veremos señales azules.

Notas de campo.

De nuevo un día perfecto para caminar: sin viento y con un cielo azul. Tras la visita turística a Soneja llegamos a Chóvar donde aparcamos los coches e iniciamos nuestro itinerario. El camino pronto se convierte en senda y caminar entre alcornoques "vegetales" es muy agradable. Pasamos por la fuente fresca, la mina del Socavón, que esta cerrada con cuatro maderas, y enlazamos con una pista donde surgieron las dudas al maestro; menos mal que venía Kiquet y nos evitó que nos perdiesemos un rato.

Llegamos hasta el vértice geodésico de la Nevera donde almorzamos, con bota de vino incluida, e hice la foto "oficial" de la salida (lo de oficial es porque aparecemos todos). Después del almuerzo visitamos la reconstruida nevera de Castro, más fotos. Vuelta al desvio y ya de bajada otra visita a un asentamiento minero donde entramos unos metros en la mina de cinabrio, pero sólo unos metros pues las linternas que algunos llevaban no dieron mucho de si.

De nuevo en la pista, seguimos el paseo atravesando el bosque de alcornoques, donde encontramos un ejemplar impresionante. La pista se acaba convirtiendo en una senda que nos devuelve al embalse de Ajuez. Desde allí enlazamos con la pista que nos lleva hasta Chóvar.

Resumiendo: una ruta corta, pero muy gratificante. Un paseo entre moles de rodeno, oscurecido por el cinabrio, combinado con un bosque de alcornoques. Un sendero muy recomendable.

Documentación.

Mapa del sendero Ortofoto del sendero Chóvar y embalse de Ajuez Las minas, la nevera de Castro y el vértice de la Nevera

Esta página ha sido visitada 24 veces

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.