PRV-138: Castillo y Nevera de Castro

Fecha Longitud Tiempo mov. Vel. mov. Tiempo total Vel. total Alt. max. Ascenso total
06/10/07 18.0 kms. 4 h. 30' 4.0 km/h. 6 h. 50' 3.9 km/h. 824 m. 827 m.
En los tiempos está incluida la busqueda de la senda de entrada al barranco de Castro (extra de 1.1 km. en 20')

Senderistas: Kiquet, Carmen, Emilio, Dioni, Maria_Jesús, Toni, Miguel, Jose, Mari, Carmen_D, Jaume, Mary, Pedro, Luis, Salvador, Jose_S, Jose_Vicente, Rafa, Merche, MªCarmen, Ana, Teo, José_Manuel.

Las fotos de la ruta

PRV-138: Castillo y Nevera de Castro.

Ruta circular descrita en el libro "Caminando por la Comunidad Valenciana 1" de Esteban Cuellar, aunque también Rafael Cebrián en su libro "Montañas Valencianas VII. Sierra Espadán" tiene el itinerario núm. 16 que nos lleva hasta el Castillo y la Nevera de Castro. La diferencia entre ambas rutas está en la vuelta, en el primer caso es más larga la ruta y se vuelve por el Coll Roig para descender por el barranco de Eslida y enlazar con el barranco de Castro, mientras que en el segundo caso desde la Nevera se vuelve atrás para bajar por la zona de Cantallops. Otra alternativa sería continuar desde la Nevera hasta Chóvar haciendo la ruta lineal.

Esta ruta está marcada con rectángulos azules salvo en el tramo de senda que va desde el collado de la Nevera hasta el Coll Roig (aparentemente las señales siguen por la pista y no está señalizada la entrada a la senda aunque se ve muy clara). Algo confusa es la entrada al barranco de Castro que pese a estar claro en el libro, conviene saber que "poco antes de que el camino forme una pronunciada curva ascendente, abandona éste por un senderillo a la diestra" lo traduciría por "20 m. antes de la primera curva ascendente a la izquierda busca el sendero que por la derecha baja al barranco" y además una fita de piedras en este punto tampoco iría nada mal.

En cuanto al sendero quiero dejar constancia de dos hechos:

  • El abandono/destrucción de postes y paneles: el panel informativo en la subida a la Nevera está en el suelo destrozado, del poste del Coll Roig (GR-36) han desaparecido las señales (hace 8 meses estaban) y en el desvío de Aigualit-Ereta también falta la señal.
  • La nula educación ecológica de aquellos que ensucian un entorno natural: en el castillo de Castro encontramos mucha basura (bolsas de plástico, botes, botellas, etc.) y grafitis en las paredes.

Notas de campo.

Tras la larga marcha de Les Alcusses había que realizar una ruta con garantías y creo que se consiguió con creces. Pero empecemos por el principio: en La Pinada nos reunimos nada menos que 23 senderistas, de los cuales 7 eran nuevos en el grupo, a la tardía hora de las 7:30 dado que Alfondeguilla quedaba cerca y tampoco es caso de empezar con las nocturnas (ya llegará el día…).

A las 8 en punto ya estábamos saliendo de Alfondeguilla hacia nuestro primer destino: el Castillo de Castro. Tras salir del pueblo tomamos una pista que remonta el barranco de Castro y que abandonamos por una senda perfectamente señalizada a mano izquierda, que nos hará remontar el barranco de Cabrera atravesando un espectacular alcornocal. De cada alcornoque (los hay varias veces centenarios) salen multitud de brazos con infinitos dedos en cada brazo ofreciendonos una refrescante sombra bajo el dosel que conforma.

En el collado del Castillo ya pudimos observar nuestro siguiente destino: La Nevera de Castro, así como los picos Bellota (tiene antenas), Espadán y Rápita. Tras reagruparnos iniciamos la última subida hasta el Castillo (a buen ritmo son 5 min.). En el castillo llevábamos un ascenso acumulado de 600 m. así que lo mas "gordo" ya estaba hecho pese a tan solo haber recorrido 5 km. La vista desde semejante atalaya es increíble y un excelente lugar para reponer fuerzas si no fuera por los "gorrinos" que suben hasta allí y se dejan su basura por doquier.

Bajamos hasta el collado para seguir descendiendo por senda hasta la pista forestal que nos acercará a la Nevera. En el desvío a la Nevera vimos una muestra de vandalismo en un panel informativo (entiendo que ahora se haya optado por el acero inoxidable aunque chirríe con el entorno natural). Desde aquí tanto la senda de la izquierda, más marcada y con la señal del Parque Natural, como la más estrecha y señalizada en amarillo que se adentra por la pequeña vaguada, coinciden más arriba ya cerca de la Nevera desde donde tenemos unas estupendas vistas hacia el Penyagolosa y hacia el Mediterráneo.

Tras la visita a la Nevera retrocedemos y retomamos la pista para abandonarla más adelante en el mismo collado por la derecha, dejando de momento las señales azules que siguen por la pista. Esta senda nos lleva hasta el Coll Roig (reaparecen las señales azules), único punto de coincidencia con el GR-36 pues en este caso nos fuimos por el largo barranco de Eslida, primero entre pinos y luego entre alcornoques, disfrutando del paisaje. Y cuando piensas que la ruta ya no puede ofrecer más de si, vas y te equivocas pues te mete de lleno en el barranco de Castro con su exuberante vegetación de ribera, sus cañizos y su curso de agua que hay que salvar saltando de piedra en piedra en un angosto tramo de gran belleza, con paredes verticales y donde nos encontramos con un pequeño acueducto árabe que pasamos bajo su arco.

El barranco se abre y nos encontramos inmersos en una rica vega con árboles frutales que aprovechan este pequeño arroyo que más adelante desaparece. El último detalle de la ruta es una bajada por un tramo de senda empedrada que se conserva en buen estado de conservación. Un último cruce del barranco nos sitúa en la fuente sin agua por la que pasamos a la ida y que se encuentra a escasos 10 min. de Alfondeguilla, adonde llegamos más tarde de lo previsto (a veces no se pueden evitar los errores de interpretación) pero quizás gracias a este despiste se pueda realizar en un futuro una ruta inédita.

Documentación.

Mapa del sendero Ortofoto del sendero Alfondeguilla Barranco de Castro Castillo y Nevera de Castro
Coll Roig y Barranco de Eslida Barranco de Eslida

Esta página ha sido visitada 90 veces

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.